Salto del Laja, las puertas del turismo del sur de Chile.

Cascada salto Chico, una de las 4
Cascada salto Chico, una de las 4

Saltos del Laja, ícono turístico de la región del Biobío, sin duda un espectáculo natural que debe ser conocido. Con una vista espectacular de la cascada principal, vista desde la carretera y a los pies de ella. Se pueden ver tres cascadas más, todas rodeadas de un hermoso entorno natural.

Historia

La historia del Salto del Laja dice que cuando estas tierras pertenecían a los araucanos, este era un lugar de culto donde los ancianos se reunían para meditar y masticar piñones y donde los jóvenes se convertían en «hombres» si lograron cruzar al otro lado de la caída más grande a pie.

El hombre blanco vio este lugar cuando las tribus mapuche y pehuenche decidieron parlamentar con el entonces gobernador de la provincia impuesto por España, don Manuel de Amat y Juniet.

Era 1756 y, desde entonces, el lugar ha sido un centro de disputas y conquistas y, obviamente, uno de los límites naturales de los territorios conocidos como Isla Laja.

Cómo llegar

Salto del laja
Cascada principal, vista desde un mirador

Para llegar al Salto del Laja desde la ruta 5, tome el desvío que conduce a un pequeño puente de concreto que cruza el viejo y abundante río Laja.

Antes de que existiera la nueva carretera Panamericana, esta era la ruta oficial que unía las ciudades de Los Ángeles y Chillán. Sin embargo, aunque se puede evitar este tramo, la mayoría de los conductores que ya lo conocen optan por volver a verlo y aquellos que aún no lo han visto siempre desean cruzarlo por primera vez.

La vista desde el puente es impactante desde el primer momento. Una enorme cascada viva ruge en el fondo, donde nuestros ojos se pierden a medida que la lluvia y el rocío generado por el agua se tiñen de un enorme arco iris que cruza por encima de un lado a otro.

Mucho más que cuatro cascadas

Cascada salto del laja
Cascadas del Salto del Laja

Esta atracción turística en la región del Bío-Bío está compuesta por 4 cascadas a las que se puede acceder a pie a través de rutas guiadas.

La cascada principal, que se puede apreciar desde el puente en el camino, es la caída más alta. Aparece en casi todas las postales y fotografías de este lugar. Tiene 35 metros de altura y tiene una vista panorámica única que ofrece una vista casi completa de toda la cascada. Las otras caídas, aunque más pequeñas, conservan la ferocidad de estas aguas intactas y atraen a los visitantes para tomar algunas fotografías.

Deportes de aventura

Pueden practicar deportes de aventura como rafting, paseos a caballo, natación y senderismo y, obviamente, fotografiar estas maravillosas cascadas.

Alojamiento

Además de mucha agua dulce, el Salto del Laja ofrece excelentes opciones de alojamiento que incluyen hoteles y cabañas que invitan a los visitantes a quedarse y ver los alrededores de este pintoresco lugar.